2.2 C
La Junta
Lunes, Diciembre 5, 2022
spot_img

Delitos económicos: denuncias recibidas por la PDI durante este 2022 han ido a la baja

  • Desde la brigada especializada realizaron un llamado a quienes sean víctimas de este tipo de delitos a denunciar y aportar las pruebas para los procesos de investigación.

Uno de los grandes cambios que produjo la pandemia se relaciona con los hábitos de uso de internet por parte de las personas, ya sea para interactuar socialmente, realizar trámites, transacciones bancarias, pagar cuentas y vender servicios o productos. Así, la mayor exposición a conexiones digitales y la necesidad de utilizar internet para diversos fines contribuyó a que más personas puedan utilizar los medios digitales para cometer delitos.

Es por ello que la Policía de Investigaciones de Chile, a través de las Brigadas Investigadoras de Delitos Económicos (BRIDEC), trabaja para detectar los nuevos “modus operandi” de los delincuentes que cometen ilícitos económicos en las distintas redes o plataformas digitales, donde los autores se amparan en el anonimato.

Al respecto, el jefe de la BRIDEC Coyhaique, Subprefecto Luis Araya, fue enfático al señalar que “siempre han existido estafas, pero con el paso del tiempo han ido mutando y se han ido adecuando, tanto al contexto social, económico y cultural, donde hoy la mayoría de ellas ocurren en el mundo digital o utilizando medios tecnológicos para lograr su cometido”.

Sobre los riesgos del espacio cibernético, el jefe de la unidad especializada indicó que “al acceder y navegar por distintos sitios web, se va generando un banco de información personal que los ciber estafadores utilizan a su favor”. Desde la BRIDEC Coyhaique explican que “cuando se hace pública una necesidad de comprar o vender un producto, bajo condiciones determinadas, las personas quedan expuestas a ser contactadas por el estafador y recibir una oferta que se ajuste a esas condiciones, y donde principalmente se intenta convencer a la víctima que el mayor beneficiado es él”.

Comportamiento del delito económico en Aysén

Los principales delitos económicos a nivel nacional se relacionan con estafas y otras defraudaciones contra particulares, uso fraudulento de tarjetas o medios de pago, y apropiación indebida. La Región de Aysén no es la excepción, pues esos delitos llevan la delantera en las denuncias interpuestas ante la PDI.

Desde la BRIDEC Coyhaique indicaron que “el delito de estafa se refiere a un delito contra el patrimonio de las personas, donde la peculiaridad es que el autor lesiona este bien jurídico, engañando a la víctima, induciéndola al error para que, voluntariamente, haga entrega del bien o el dinero, generándole así este perjuicio económico”. Entre las estafas online más frecuente se encuentra el “Sim Swapping”, conocido también como “secuestro de WhatsApp”.

Para cometer este ilícito, uno de los modos de operar que poseen los ciberdelincuentes, es captar a sus víctimas entre personas que publican sus números personales en redes sociales con el fin de vender un producto, posteriormente, con el objetivo de tomar el control de sus cuentas de WhatsApp contactan a estas personas simulando ser compradores. Es en este momento donde empieza a operar el engaño: le dicen al vendedor que quieren ir a buscar el artículo, pero necesitan que les entreguen un “código de posicionamiento global” que les llegarán por mensaje de texto (SMS), el que les permitiría llegar a la dirección correcta.

Este código es, en realidad, el que genera la aplicación de mensajería instantánea cuando un usuario desea cambiar su cuenta a un nuevo teléfono. Con esta fachada, luego de obtener el código, el delincuente hace traspaso de la cuenta de la víctima a su propio teléfono, haciéndose pasar por ella para solicitarle dinero a sus contactos, mediante un nuevo engaño.

Ahora bien, sobre el delito de uso fraudulento de tarjetas o medios de pago, desde la unidad especializada precisaron que “en relación a la clonación de tarjetas, existen dos principales formas de operar, una a través del cajero automático, en cuyo caso se instala un dispositivo en el acceso de la tarjeta al cajero automático, denominado “skimmer”, que tiene por función copiar la información de la banda magnética de la tarjeta, además de la instalación de una micro cámara a través de la cual se registra el ingreso de la clave; y por otra parte, está la utilización en un comercio establecido,  de un falso lector de tarjeta o uno verdadero pero que esta intervenido, el que copia la información de la banda magnética y a la vez la clave secreta”, sobre este último indicaron que es necesario que el operador del establecimiento de comercio asociado a este sistema de pago esté coludido con la organización delictual.

En cuanto al delito de apropiación indebida, el subprefecto Luis Araya indicó que “este delito está dentro de los denominados de abuso de confianza y corresponde a aquel en que una persona en perjuicio de otra se apropia o distrae dineros y/o bienes muebles, que fueron entregados en depósito, comisión, administración, o cualquier otro motivo que produzca la obligación de entregarlo o devolverlo”. Desde la BRIDEC Coyhaique señalan que, dentro de la modalidad más cometida, figura la apropiación indebida de dineros, por lo general, dada en un marco formal y por la relación de confianza, en donde el dueño de éste entrega claves o traspasa responsabilidades de pago y/o administración a otro, el que se aprovecha de esta posición.

Balance delitos económicos

De acuerdo a la información estadística de la Policía de Investigaciones de Chile, si bien durante el año 2021, y debido al fenómeno de la pandemia, se vio un importante aumento del delito de “Estafa y otras defraudaciones”, en el transcurso del 2022 las denuncias efectuadas en la Policía de Investigaciones de Chile, han ido a la baja.

En cuanto a las cifras regionales, destaca que durante el 2022 la PDI ha recibido 158 denuncias, principalmente por los delitos de estafas y otras defraudaciones contra particulares, uso fraudulento de tarjetas o medios de pago y apropiación indebida, cifra un 42.1% y 44.9% menor en comparación a los años 2021 y 2020, respectivamente. Durante este año, solo dos de dichas denuncias han sido a través de la denominada clonación o secuestro de WhatsApp.

Respecto al trabajo investigativo, durante este año la PDI en la región ha recibido diversas órdenes de investigar por parte del Ministerio Público relacionadas a los tres delitos económicos más frecuentes, de las cuales el 70% corresponden al delito de estafa, cifra que ha disminuido en comparación a los años 2021 y 2020, registrando además algunos detenidos por este tipo de delitos económicos.

Recomendaciones generales

Finalmente, la PDI realizó un llamado a denunciar todos aquellos delitos que, para su ejecución, fueron utilizados medios digitales, tales como redes y plataformas sociales. En ese sentido, el subprefecto Luis Araya subrayó que “en caso de que una persona sea víctima de este tipo de delitos recomendamos que denuncie, aportando toda la evidencia que se tenga para el proceso de investigación, manteniendo respaldos de la defraudación, pudiendo ser cartolas bancarias, comprobantes de depósitos, capturas de pantalla, enlaces, perfiles de Facebook, de Instagram o números telefónicos asociados al delito”.

Además, desde la BRIDEC Coyhaique destacaron los siguientes consejos:

  • En caso de compras por internet, evalúe el perfil de usuario del vendedor.
  • Revise el historial de nombres que ha tenido el vendedor y su reputación.
  • Desconfíe en la negociación cuando una persona solicita transferir a la cuenta de un tercero distinto de él.
  • Ingrese a la página a través de la barra de búsqueda directamente.
  • Busque en sitios de navegación abierta información de la página web donde se intenta adquirir el producto, a fin de encontrar posibles reclamos.
  • Cuando esté negociando mediante conversaciones a través de chat, sospeche cuando el vendedor intenta acelerar la venta o crear un sentido de urgencia, por cuanto esa situación genera un estado en que se pueden obviar elementos perjudiciales.
  • Analice la información de la página web de venta o del vendedor particular para reconocer discrepancias entre los datos de quien vende con los de quien recibirá el pago.
  • Y, ponga atención en ortografía de descripción de productos, de perfiles y páginas de venta.

NOTICIAS RELACIONADAS

ULTIMAS INFORMACIONES